¡Siéntate bien!

Publicado por edgar palomares en

Una gran cantidad de personas que trabajan en actividades que requieren pasar la mayor parte del tiempo sentadas y frente a la computadora, se sienten físicamente cansadas; experimentan fatiga física y síntomas como: “fatiga / dolor ocular”, “rigidez / dolor de cuello y hombros, fatiga / dolor lumbar, incluso de riñones y rodillas, etc. Uno de los principales factores puede deberse a la mala postura que se tienen durante horas al estar sentados mientras se trabaja.

Cualquiera que sea tu área de trabajo, es importante tener en cuenta estas recomendaciones para la salud de tu espalda, cuello y por tu bienestar en general.

1. Siéntate cómodo, pero consciente de tu postura

  • La postura al sentarse tiende a interrumpir la postura natural de la columna, por eso es importante ser conscientes de la forma de la espina en forma de S con el cuello y las caderas curvándose hacia adelante
  • Siéntate profundamente en el asiento, con la cadera y la espalda hasta el fondo del asiento y el respaldo, con los pies bien plantados en el piso, para tener el cuerpo estabilizado.

2.Configura tu propio entorno de trabajo.

  • Sillas y escritorios: mantén organizado tu mesa o escritorio, y de preferencia usa una silla con ruedas para desplazarte fácilmente lo cerca o lejos del escritorio para que te sientas cómodo.   Asegúrate de que las piernas estén bien colocadas y ajusta el monitor para que puedas mirar hacia adelante sin doblar el cuello.
  • La iluminación puede cambiar con el clima y la hora del día, por lo tanto, ajústala con frecuencia según sea necesario.
  • Aire y ventilación: Refresca el ambiente abriendo ventanas para que fluya el aire, puedas tener una respiración más profunda y tu cerebro esté bien oxigenado.

3. Tomar un descanso es parte del trabajo, refrescarse con un descanso activo.

  • Cambia de postura de vez en cuando. No es bueno permanecer en la misma posición durante mucho tiempo.
  • Caminar durante las llamadas o hacer algún trabajo de pie te mantiene activo.
  • Toma descansos breves durante el día, incorpora ejercicios ligeros y estiramientos en tu ritmo diario.

El descanso activo, es un método para recuperarse de la fatiga. La actividad física ligera, como los estiramientos, mejorará el flujo sanguíneo y promoverá la eliminación de las sustancias molestas.

Categorías: Blog

0 Comments

Deja un comentario