Tip´s para cuidar tu silla

Publicado por dessa en

Actualmente pasamos largas jornadas, sentados en nuestra silla ergonómica y puede ser que algo de café o algún liquido caiga en el tapizado de nuestra silla, pero no te alarmes, te publicamos una sencilla guía para el cuidado y mantenimiento de tu silla consentida.

Para la limpieza cotidiana de las sillas, diluye unas gotas de detergente en el agua, humedece un paño suave en esa solución y páselo por el mueble; incluyendo apoyabrazos, patas y la estructura de las ruedas. Generalmente, los pies de las sillas acostumbran a estar más sucios, podría ser necesario el auxilio de una esponja o de un cepillo suave.
Después de este proceso, toma otro paño, ahora humedecido solamente en agua, y enjuague suavemente el mueble.

1.– AGUA Y JABÓN

Este dúo es el secreto de la limpieza de cualquier tipo de objeto o ambiente. Sin embargo, existen algunos detalles: utiliza solamente detergente neutro y nunca aplique el producto directamente sobre las superficies, eso puede ocasionar manchas.

Para finalizar, utiliza una franela seca y que no suelte hilos para secar la silla. Si es necesaria una limpieza más profunda, contra ácaros y hongos, se recomienda utilizar, una aspiradora de polvo para las sillas con tapizado.

Pero, ¡atención! Evita la potencia más alta del aparato para no comprometer la tela del tapizado, principalmente si es de cuero. De preferencia a la boca de plástico del aspirador, ya que él es propio para limpiar tapizados sin dañar el tejido ni arañar los materiales de vinil.

Recuerda: al cuidar las sillas de la oficina que tienen tejido, jamás refriegue el tapizado, principalmente aquellos más delicados, como los de microfibra. Eso podrá dañar la pieza.

  1. TOMA CUIDADOS PARA EVITAR ACCIDENTES

No dejar caer pedazos de comida o salpicar líquidos sobre las sillas de la oficina, ya que dificulta la limpieza de la pieza.
Si ensucias accidentalmente la pieza, límpiala de inmediato, recogiendo migas o pedazos de alimentos. En el caso de líquido derramado, absorbe el exceso con papel toalla y utiliza el doble de agua que de detergente para limpiar las manchas lo más rápido posible. Si es necesario lavar la pieza, revisa la etiqueta del producto si eso es permitido. Dependiendo de la situación, es mejor recurrir a profesionales para realizar la tarea.

3. EVITE LA EXPOSICIÓN DE LAS PIEZAS AL SOL

Independientemente del material de las sillas de la oficina, una cosa es verdad: nunca es bueno dejarlas expuestas directamente al sol. Esto porque los rayos solares son implacables para ciertos materiales.

Además de esto, los colores de los tejidos también suelen ser muy poco inmunes a la luz solar, descolorándose fácilmente en caso que los muebles queden durante mucho tiempo expuestos. En este sentido, reforzamos la importancia de leer la etiqueta de la pieza específica para saber si puedes lavarlo o dejarlo secando al sol, por ejemplo.

4. RESPETE EL PESO MÁXIMO SOPORTADO POR LA SILLA

Todo tipo de silla, pasan por pruebas de fábrica para determinar el peso máximo que pueden soportar. Estas pruebas garantizan el padrón de calidad y seguridad del producto por eso, es información imprescindible.
Cualquiera que sea la silla que vayas a comprar, vendrá con un indicativo del peso máximo que puede soportar. Si lo excedes, estará negligentemente comprometida la seguridad de la pieza, pudiendo provocar accidentes.
Aunque respetes el peso máximo de la silla, notas que alguna funcionalidad está comprometida, eso significa que es hora de hacer un mantenimiento en la pieza.
Hay que recurrir a profesionales especializados para que puedan reajustar lo que sea necesario. De esta manera mantienes el cuidado y/o las instalaciones de la oficina.

5. COMPRA SILLAS CON PROVEEDORES ESPECIALIZADOS

Cuando el asunto es muebles para oficinas, otra regla básica es comprar las piezas solamente en tiendas especializadas en el ramo. Porque este tipo de mobiliario necesita respetar características específicas, como la ergonomía de las sillas.
Las sillas de oficina deben priorizar el confort y la salud de los colaboradores, ya que ellos pasarán la mayor parte del tiempo ahí.
Cuando compras muebles corporativos con proveedores especializados, el proyecto de la oficina  o el ambiente donde la vayas a utilizar gana no solamente en la calidad y la seguridad de las instalaciones, sino la funcionalidad y estética del ambiente. De esta manera, en la primera mirada, el lugar va a reflejar la idea de un clima corporativo agradable y positivo.

6. ELIGE MALLA DE NYLON PARA TUS SILLAS

La malla de nylon de alta calidad es uno de los mejores materiales que puedes elegir para tu silla ergonómica debido a que retiene muy poco polvo o mugre, además en el caso de los líquidos repele la mayoría de ellos evitando las manchas en la superficie.
Sin embargo, todo material con el paso del tiempo necesita una limpieza para una higiene correcta y en este sentido te mostramos como mantener impecable tu silla de malla.
La malla es más fácil de limpiar en comparación con el cuero. Se puede limpiar con una aspiradora. No utilices rodillo o partes móviles, ya que estos pueden dañar la malla. Se puede lavar con una solución de agua tibia y jabón en la malla. Si es necesario, pónte en contacto con el fabricante para ver si tienen alguna otra recomendación.

Cuidar de las sillas de la oficina es un óptimo comienzo para proporcionar bienestar a toda la organización.

Categorías: Blog

0 Comentarios

Deja un comentario